Buceo y viaje en avión: precauciones necesarias

ELos aficionados de los fondos marinos se lo plantean: ¿Se puede bucear antes de tomar el avión? Recordatorio de las normas elementales de prudencia.
La exploración del mundo del silencio, una actividad muy apreciada entre los viajeros, se practica en todos los rincones del mundo. Los apretados programas de vacaciones a veces nos incitan a bucear hasta el último momento. Pero, cuidado, si no se respeta un plazo mínimo entre la última inmersión y el viaje en avión, se corre el riesgo de sufrir un accidente de descompresión.

En general, la presurización de la cabina de avión corresponde a una altitud comprendida entre 1800 y 2200 metros. Si el cuerpo aún contiene nitrógeno (gas absorbido por el cuerpo al bucear con tanque) durante el trayecto en avión, el organismo no ya logra evacuarlo a esta altura. Por lo tanto, se pueden formar burbujas de nitrógeno en el cuerpo capaces de bloquear la circulación sanguínea.

El síndrome de descompresión se manifiesta a través de cuatro síntomas: hormigueos, calambres, ataques de sofocación y colapso (insuficiencia circulatoria que ocasiona pulso acelerado, sudores, sed intensa, angustia, agitación y hasta prostración). Para tratar el síndrome, se debe administrar oxígeno con una máscara al enfermo, realizar una reanimación cardiaca y respiratoria y, por último, evacuarlo hacia un centro especializado.

En consecuencia, para coger el avión, se deben respetar las siguientes normas:

Esperar 12 horas después de una sesión de buceo de menos dos horas de duración.
Esperar un plazo mínimo de 24 horas después de haber buceado varias veces en un mismo día.
También se debe respetar este plazo de 24 horas en caso de inmersión profunda (más de 15 metros).
No se recomienda en absoluto ir de marcha después de bucear si al día siguiente se va a coger el avión. La deshidratación, uno de los efectos del alcohol, aumenta el riesgo de desarrollar un síndrome de descompresión.

Nuestro consejo:
Para evitar todo riesgo de sufrir una descompresión, respeta un plazo fijo de 24 horas entre la última sesión de buceo y el momento de subir en el avión.
¿Qué destino más te apetece para este verano? Comparte con nosotros tu experiencia en este blog o en la página Facebook de Govolo.es.
Elige tu destino en Govolo.es.
Govolo, tus viajes, simplemente más baratos. www.govolo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Flux RSS des commentaires de cet article